Publicado archivado en Noticias.

Prohibido entrar en la Cueva del Gato o también podríamos decir prohibido el desarrollo sostenible.

El sector multiaventura pide una solución a un cierre “incomprensible” que ocasiona importantes daños económicos.

Prohibido entrar a Hundidero-Gato. Uno de los grandes atractivos naturales de la Serranía de Ronda permanece cerrado a cal y canto. Ninguna empresa de turismo activo tiene permiso para poder ofrecer esta travesía como parte de sus actividades desde hace más de dos años, lo que se ha convertido en un gran problema para el sector, al ser uno de los “referentes” entre los aficionados a los deportes de riegos, según explicaba, Jesús Olvera, responsable de la empresa Al Andaluz Activa. Tampoco los aficionados a título personal pueden realizar la travesía sin el necesario permiso.

Durante años ha sido cruzada por cientos de espeleólogos y practicantes del deporte de aventura, lo que hace que sea uno de los atractivos más importantes que tiene la comarca en este sector. “Todas las semanas llaman preguntando para hacer Gato”, dice Jesús Olvera. Hasta el momento estas peticiones siguen sin poder ser atendidas, aunque se han realizado gestiones ante los responsables de la consejería de Medio Ambiente en Málaga. No obstante, lo más llamativo del asunto es el motivo que ha llevado al cierre del acceso a la cavidad, que es un informe que apunta a un exceso de peligrosidad para su realización. Desde las empresas reconocen el alto nivel de exigencia que tiene la cueva, aunque recuerdan las muchas travesías que se han realizado sin que se produzcan accidentes. “Es verdad que tiene un riesgo algo”, reconoce Jesús Olvera, que hace que no sea un destino recomendable para aquellos que se están iniciando en este tipo de actividades, aunque “asumible” para aquellas personas que ya cuentan con experiencia.

De momento, aunque se avanzó una posible solución, que pasaría por realizar sólo parte del recorrido, entre Gato y las Dunas, tampoco se ha terminado de desbloquear la situación y la prohibición sigue vigente. Este hecho estaría provocando que algunos aficionados se estarían saltando dicho cierre para cruzar el complejo sin contar con las empresas especializadas. Las fuentes del sector consultas consideran que este hecho entraña un riesgo “mucho mayor” que si se realización una regularización del uso. Precisamente, una norma de uso es lo que piden desde el sector, que permita ofrecer esta actividad. De hecho, consideran que sería suficiente, por el momento, con abrir la mencionada vía que discurre entre Gato y las Dunas, al ofrecer un recorrido variado y muy atractivo para el visitante. Además, se cuenta con el visto bueno de los responsables del Parque Natural, que consideran viable este uso con la presencia de una importante colonia de murciélagos, aunque con las debidas restricciones en la época de cría en función de la parte de la cueva elegida para la reproducción. “Es necesaria una regulación para su uso”, insiste Olvera, que recuerda que en otros puntos de Andalucía, como el granadino barranco de Río Verde, las empresas cuentan cada una con un cupo de 30 días para poder realizar su descenso.

Además, el potencial del turismo activo crece por momentos en la Serranía de Ronda. Con un abanico de oferta muy complicado de igualar. En la misma zona se puede encontrar aire, agua, tierra, o combinación de varios de estos medios. Precisamente, por el gran potencial que tiene la Serranía de Ronda, desde el sector creen necesaria una regulación de los usos de los espacios naturales que han posible tener acceso a la gran mayoría de ellos, dentro del necesario equilibrio para evitar daños naturales.
Enlace de la noticia: La voz de Ronda